home studio podcast

Podcasting 101: como se hace un podcast?

Guia tecnica para hacer un podcast

Si anteriormente reflexionaba acerca de la idea o el tema de tu podcast, que podéis leer aquí, hoy voy a reflexionar sobre los aspectos técnicos básicos para hacer tu idea una realidad, lo que toda la vida se ha llamado, producción de podcast.

Lo primero, y más importante, que debemos saber, es que hacer un podcast no es difícil, pero tampoco es fácil, como todo, tiene su práctica y sus trucos que con el tiempo llegaréis a dominar.

Llevar a cabo tu primer podcast va a ser una tarea bastante ardua y tardarás bastante en tener un producto acabado, aunque tu podcast sea de 10 minutos de duración, la grabación, edición, montaje y pasterización, te pueden llevar horas hasta tenerlo al punto que necesitas o con el que estás más cómodo.

A estas alturas, asumo que ya tenemos el material que necesitamos para que la grabación se pueda efectuar, un micrófono, dinámico, USB o de condensador, una interfaz o mesa de mezclas, o una virtual si usamos un micrófono USB, y un ordenador donde procesar las señales de audio.

microfono, interfaz y ordenador.

Que programa usar para grabar un podcast?

Hay mucho debate, a veces muy airado, sobre este tema, ya que hay infinidad de programas que pueden ocuparse para estos menesteres, lo más normal es usar un DAW (digital audio workspace) como pueden ser Pro-tools, Logic pro x, Cubase, Ableton o Reaper, por poner solo unos cuantos. También podemos optar por usar un editor de audio como puede ser Audacity y adobe audition.

Dependiendo de que programa elijamos, las ventajas y/o limitaciones, seran diferentes.

La opción más asequible es audacity, un programa gratuito, pero muy potente que no tiene nada que envidiar a otros editores de pago, es una opción perfecta si estás empezando en este mundillo, ya que la inversión es mínima.

Personalmente estoy más cómodo, por otros proyectos que normalmente atiendo, con un DAW, mis favoritos son pro tools y logic, ambos son muy parecidos en su forma de trabajar.

El uso de un DAW me ofrece un amplio abanico de posibilidades a la hora de aplicar plugins para procesar el sonido, en estos programas, el procesamiento del audio, es muy sencillo de hacer y los plugins de third parties, están a la orden del día.

Audacity

En los editores de audio, el procesamiento de la señal, es posible, pero quizá es menos intuitiva, aunque si tuviera que elegir hoy en día, para hacer podcast, elegiría audacity.

Dicho todo esto, y ya metiéndonos en harina, yo veo dos maneras de grabar un podcast, con mesa de mezclas y sin ella.

Podcast con mesa de mezclas

Podcast con mesa de mezclas

Con una mesa de mezclas, las señales, van todas a la mesa, y esta nos devuelve un mix estéreo con todas las pistas ya mezcladas, esta sería la opción analógica y nos deja muy poco control de las pistas separadas.

Esta opción es muy buena si hacemos un podcast con mucha gente, podemos conectar varios micrófonos a la mesa de mezclas y esta al ordenador, con lo que obtenemos de manera fácil y sencilla la mezcla de nuestro flamante podcast en nuestro programa de edición.

Es cierto que hay mesas de mezclas con interfaz incluida que nos permiten grabar en multipista, pero la más barata rondaría los 300 machacantes, y para empezar, no suele ser la opción preferida por los que empiezan.

Podcast con Interface

La otra opción que tenemos a la hora de grabar un podcast, es una interfaz de audio. Esta interfaz nos permite conectar el micrófono al PC, además de otras pistas separadas, la cantidad de ellas dependerá de la interfaz en cuestión.

También tenemos los micrófonos USB, estos micrófonos, tienen una interfaz incorporada, así que la manera en la que trabajaremos con ellos, será la misma que con la tarjeta de audio convencional.

Para hacer nuestro podcast con este sistema, simplemente abrimos unas cuantas pistas en nuestro programa de edición favorito, ponemos la música que queramos utilizar, y grabamos la voz en otra pista.

Este sistema nos da mucha versatilidad a la hora de tratar acústicamente nuestro podcast, ya que todo lo tenemos en pistas separadas, pero nos puede crear algún problema, dependiendo de las pistas que permita nuestra interfaz, si tenemos algún colaborador.

El micrófono

A la hora de grabar, debemos tratar al micrófono con respeto, como si fuera nuestro crush, es por ello que yo sigo una serie de normas:

No grites

Muchas veces no te oirás por los auriculares, no pasa nada, tu voz se sigue grabando, no grites al micrófono, con eso, solo conseguirás ensuciar la mezcla, hacerla parecer más amateur y que tu voz no suene natural.

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es subir el nivel de los auriculares, sin tocar los niveles de la mezcla, pero no le grites al micrófono, que se asusta.

No hables cerca del microfono

Esto se llama efecto proximidad y sí, suena bien, pero a la hora de tratar la mezcla te puede dar algún dolor de cabeza, básicamente lo que sucede al acercarnos mucho al micrófono es que las bajas frecuencias se magnifican, dando el resultado de una voz más grave, pero también menos detallada y artificial. También podemos romper la voz, ya que estas bajas frecuencias, por debajo de los 100 Hz, pueden hacer que nuestra señal llegue al clip, cuando esto pasa es irreversible y suena muy mal.

La distancia idonea es a un palmo del microfono.

Usa un filtro anti pop

Los plausivos son el enemigo natural del podcaster, como somos una especie en evolución, aún no hemos desarrollado un método natural para luchar contra ellos, por ello necesitamos un filtro anti pop, podemos fabricar uno con unas medias y una percha, pero valen menos de 10 € y duran mucho.

El filtro va a atenuar los sonidos que hacemos con la boca al hablar, y que el efecto proximidad aumenta mucho, y hará que nuestra voz sea mucho más placentera de escuchar, sin esos horribles sonidos.

Musica de fondo

En este apartado hay debate, muchos gurus del podcasting mantienen que no hace falta la música en un podcast, otros dicen lo contrario, nadie tiene razón en realidad, es una cuestión de gustos.

Personalmente opino, y es posible que me gane alguna crítica con esto, que un podcast sin música es una nota de voz. La música debe definir nuestro podcast, la música en un medio radiofónico es necesaria, no solo por el placer de la música, sino para que los oyentes no se cansen de nuestra voz.

La música comercial es un problema, si, lo es, aunque hay maneras de solucionar ese problema, todos implican pagar derechos y eso lo queremos evitar. Podemos usar música libre de derechos, esta a lo largo y ancho de la red y es, o bien muy barata o gratuita.

¡Dadle personalidad a vuestro podcast, usad música! y si hay que pagar unos pocos euros, ¡hacedlo!

La musica en la mezcla

Para agregar música en la mezcla, solo necesitaremos conectar la salida de audio de nuestro PC a una entrada de nuestra mesa de mezclas, allí controlaremos los niveles y la podremos subir y bajar a nuestra conveniencia.

Una vez tenemos la mezcla estéreo en el programa de edición, siempre es recomendable tratar la EQ, si podemos hacerlo en cada pista en la mesa de mezclas mejor aún, aunque la mezcla también requerirá un tratamiento de la ecualización.

EQ en las pistas separadas

Para las pistas separadas, las voces masculinas suelen necesitar más presencia en la zona media, entre los 100 y los 300 Hz, y un filtro High pass, para eliminar las bajas frecuencias que ensucian la voz.

Si tenemos voces femeninas, normalmente requieren un retoque en torno a los 100-300 Hz, este retoque será sustractivo, le vamos a quitar un poco de potencia aquí y se la vamos a dar en la zona de 2-6 kHz para darle más claridad a la voz, ya que es ahí donde una voz femenina, normalmente, adquiere más claridad y se escucha mucho mejor.

La música por su parte, no debería necesitar excesivo tratamiento, se supone que está editada y masterizada, pero podemos retocar sutilmente para que encaje mejor con las voces.

Pista estereo

Si solamente tenemos la pista estéreo, la EQ básica es sencilla, usamos un filtro High pass para eliminar las frecuencias por debajo del umbral de la audición, quizá un poco más si nos suena demasiado grave, y retocamos un poco alrededor de los 250-300 Hz para dar más presencia a las voces masculinas, además de fijarnos en las frecuencias más altas para tratar las voces femeninas.

Una vez tenemos la ecualización como nos gusta, es hora de darle un apretón con un compresor.

La compresión, básicamente, nos intenta igualar la onda, comprime las más altas para que las más bajas se expandan y suene todo mucho más uniforme. Si usáis Audacity, aquí tenéis el manual del compresor, está en ingles, pero creo que se puede entender.

El último paso seria usar un limitador sutilmente, para que la mezcla acabe de comprimir todos los picos y podamos alcanzar un volumen óptimo para ser reproducido en las diferentes plataformas.

Para los usuarios de Audacity, aquí tenéis el manual del limitador, solamente recordar que, el uso del limitador, debe ser algo sutil, mi recomendación es que siempre uséis vuestros oídos, y que lo escuchéis por diferentes altavoces antes de tomar una decisión.

Conclusion

No pretendo sentar cátedra sobre como debes grabar tu podcast, este artículo solamente quiere dar ideas sobre como usar las herramientas que tenemos a mano en cualquier editor de audio, para poder sacar el máximo partido de nuestros podcasts, para que suenen lo mejor posible y para regalar a nuestra audiencia un producto de mejor calidad cada día.

1 thought on “Podcasting 101: como se hace un podcast?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *