Rockside, Último asalto.

¡Hola exploradores!

Hoy os traigo un grupo que me tiene entusiasmado, como amante de los grupos heavy más clásicos, Iron Maiden, Heloween, Manowar, etc.., me siento atraído por ese sabor añejo de este tipo de música, es por esto que, de vez en cuando, aparece un grupo que reúne todas y cada una de las casillas que te tocan el corazón, este ha sido el caso de Rockside, ¡una auténtica pasada!

Rockside es el proyecto del compañero podcaster responsable de Rock en cadena, que tenéis disponible en esta misma web, y ha sido todo un descubrimiento.

Si sois amantes del rock en su estado más puro, con unas letras sin complicaciones, pero con significado, una puesta en escena totalmente impecable, una voz melódica al más puro estilo Iron Maiden en su mejor época, unas guitarras potentes que te pondrán los pelos de punta y una batería que marcara el ritmo de tu corazón desde que pongas su último trabajo a todo volumen, este disco es para vosotros, se llama Último asalto.

Rockside está compuesto por Daniel Pina al bajo, Raúl Recio poniendo su voz, Tommy Martin a la guitarra y Ricardo Navarro también a la guitarra, los podeis ver en la imagen superior en orden de izquierda a derecha.

Último asalto se compone de diez canciones metaleras que, si os pasa como a mí, no podréis escuchar por separado, es uno de esos discos que escuchas de principio a final cada vez que lo pones.

Como de costumbre hablaremos de dos canciones concretas, aunque la elección ha sido difícil, ya que hay mucho, y muy bueno, donde elegir.

La primera canción que vamos a escuchar es el tema con que abre el disco, bajo el título Un nuevo camino, rockside, reflexionan sobre el futuro, sobre las oportunidades que se abren en los tiempos que están por venir, una canción que suena a despedida o más bien a cambio de rumbo.

En una segunda lectura podemos ver como la aceptación del pasado, y su celebración con esta canción, son el hilo del que tiran en este tema, no es de extrañar ese regusto añejo que deja el disco completo, una celebración del estilo clásico mientras se piensa en lo que está por venir con ilusión.

La melancolía se hace patente en la clave elegida para la canción, mi menor, una clave que denota esa añoranza del pasado que se deja atrás, pero afrontando el futuro con ilusión.

El templo típico del metal, en este caso 147bpm, nos da ese punto de excitación por el futuro del que hablaba anteriormente, un ritmo más bien acelerado para expresar la ilusión por las oportunidades que se abren ante nosotros, y debo decir que cumple su cometido, la primera vez que la escuche fue en el gimnasio y ¡tuve agujetas varios días después de esa sesión!

En la producción, Un nuevo camino, es espectacular, arrancamos con unas guitarras potentes, cargadas de bajas frecuencias, dando la energía que la canción necesita, a la vez escuchamos la voz melódica que nos acompañara en nuestro viaje por Último asalto, todo ello muy bien balanceado y justo en su lugar.

La voz en primer plano, con las guitarras marcando la melodía un poco más atrás, sin molestarse, sin interferir, ¡como dios manda!

La batería también entra desde el principio marcando el beat a la perfección, un bombo muy potente y grave es el jefe de esa sección junto a la caja, también bastante grave, muy conseguida y que no se hace pesada en ningún momento, como he dicho más veces, si consigues una buena caja, tienes media canción hecha, y aquí está perfecta.

Del bajo poco que decir, cumple a la perfeccion llevando el ritmo de una manera discreta pero efectiva a la vez, un trabajo impecable.

Un error normal en una canción así sería ecualizar la guitarra solista demasiado arriba para que corte la mezcla más fácilmente, pero en esta canción no veo el error, si está ecualizada más arriba en el espectro de frecuencias, pero no ha llegado al extremo de cometer el error, la guitarra solista se queda en una frecuencia coherente con el resto del tema, corta la mezcla, luce y no molesta, ¡mis felicitaciones!

Como conclusión, un tema redondo de un disco que me ha gustado mucho, no sé si se nota, si sois rockeros, escuchad esto, si no lo sois, escuchadlo igualmente y recordad que este grupo no es profesional, recordad que el talento que hay en nuestro país va más allá de lo que la radio nos enseña y que grupos así merecen mucha más atención por parte de los amantes de la música.

La segunda canción de la que os voy a hablar es el tema con el que se cierra el disco, algo diferente que, si tenéis una edad, os hará pensar en la vida pasada con una lagrimilla colgando de vuestros ojos, hablamos de Rockeros de ayer.

El tiempo pasa y la vida sigue su camino, los rockeros que antaño estaban ocupando sitio en los bares y conciertos, ahora son padres de familia que añoran esos días que ya no volverán, aunque la familia es un regalo, esos tiempos pasados de rock y buenos momentos quedan en la memoria solamente para ser recordados de esta manera.

Me gusta especialmente la frase «Uno no se hace rockero, es ya rockero al nacer», ¡emocionante!

Rockeros de ayer es una canción acústica que le da mucha importancia al mensaje, un mensaje que denota esa alegría e ilusión por el futuro a la vez que la añoranza del pasado, escrita en Si bemol mayor, esta clave es conocida por expresar esos mismos sentimientos de ilusión por nuevas metas y deseos de un futuro mejor, encaja perfectamente con el mensaje de este tema.

En cuanto al tempo de este tema, volvemos a hablar de esa dicotomía que encaja perfectamente, si antes comentaba que la clave nos daba un sentimiento más tristón y el tempo nos daba energía e ilusión, ahora es al contrario, el tempo más lento, 133bpm en esta ocasión, nos da ese punto de tristeza, de añoranza por ese tiempo pasado que la canción necesita, en fin, un cierre perfecto para un disco redondo.

En cuanto a la producción, de nuevo genial, tenemos una guitarra acústica en primer plano que suena de miedo, una percusión más discreta que le deja su espacio a la guitarra y a la voz, que hacen su trabajo a la perfección.

La voz está perfectamente ecualizada, es la protagonista indiscutible del tema, perfectamente afinada y dotando de un sentimiento especial a la canción, es un auténtico placer escuchar este último tema del disco que te llega al corazón, tan pronto escuchas sus primeros acordes.

¡Disfrutad de esta canción que es todo un temazo!

Como conclusión, Rockside es un grupo de los que ya no quedan, moderno, pero con sabor clásico, con un buen hacer y un mimo por la música que admiran digno de los grandes del género, me gustan los grupos que respetan sus referencias y Rockside lo hace.

Si buscáis un grupo que recomendar, no busquéis más, disfrutad este disco y recomendadlo porque vale la pena.

La lástima es que esta banda se acaba de separar, de ahí el nombre del álbum, podéis ver el comunicado en su página de Facebook, aun así, son un grupo para recordar y, quien sabe, quizá algún día vuelvan a hacer magia como la que han hecho en este disco.

Podéis saber más sobre este grupo en sus redes sociales:

Facebook

Youtube

Spotify

Deezer

Apple Music

¡No os olvidéis de votarlos en nuestra lista de éxitos para que lleguen al número uno!

¡Que la música os acompañe!

Exploradores de Ondas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *